Soluciones naturales para el problema de la mala digestión

La mala digestión o dispepsia, es un padecimiento bastante común en la población que se origina debido a la mala asimilación de los alimentos tras su ingesta.

Normalmente la mala digestión causa dolor en el abdomen, ardor, hinchazón, gases, náuseas y la sensación de llenarse rápido al comer.

Este grupo de síntomas pueden llegar a presentarse por distintos periodos de tiempo, motivado al tipo de alimentación que la persona afectada realiza. Debido a que existen ciertos ingredientes naturales capaces de ayudar a enfrentar los efectos producidos por este grave malestar.

Una persona que experimenta una mala digestión padece una inevitable pérdida de energía, debido a que su cuerpo no logra captar todos los nutrientes y vitaminas de los alimentos ingeridos. Por lo que puede llegar a manifestar cansancio, estrés, dolor de cabeza y otros síntomas que junto al malestar, logran afectar su desempeño diario.

Enfermedades que causan una mala digestión

Algunas enfermedades comunes relacionadas con el sistema digestivo pueden llegar a causar efectos secundarios que acentúan u originan una mala digestión, tales como:

  • Gastritis.
  • Reflujo gastroesofágico
  • Colon irritable.
  • Cálculos en la vesícula
  • Úlceras

Aliviar la dispepsia de forma natural

Para disminuir el riesgo de padecer de una mala digestión, diversos expertos recomiendan aplicar una dieta saludable. La cual combina de forma equilibrada, ciertos grupos de alimentos para obtener sus beneficios y así lograr un proceso digestivo tranquilo y sin consecuencias.

Una de las mejores opciones para lograr calmar los efectos de la mala digestión son las plantas medicinales, ya que alivian la pesadez y el dolor abdominal. Además, sus componentes promueven la función gastrointestinal y la absorción de los nutrientes, al tiempo que facilitan la eliminación de los desechos. A continuación te presentamos algunas opciones que agregar a tu menú:

Jengibre: Su sabor picante y alimonado brinda grandes beneficios para la salud. Puedes prepararlo en una infusión para lograr aliviar tu sistema disgestivo. Solo necesitas 3 gr de jengibre en polvo o 10 gr de la raíz fresca, agua y un edulcorante de tu preferencia para preparar esta bebida calmante.

Canela: Contiene propiedades astringentes, antiácidas y carminativo, por lo que es ideal para lidiar con la diarrea y la presencia de gases. Puedes prepararla en infusión con te de Ceilán para combinar su delicioso sabor y beneficios.

Comino: Una de las más populares dentro de la cocina, esta planta proveniente del Medio Oriente, ayuda a reducir la cantidad de gases producidos en tu intestino. También sirve para calmar las dolencias estomacales e intestinales al emplearla como especie o al agregar sus semillas en ensaladas y carnes.

Manzanilla: Su infusión posee un efecto calmante, digestivo y antiinflamatorio, por lo que sirve para aliviar el dolor, deshacerse de los gases y tratar las úlceras.

Menta: Un remedio tradicional para la mala digestión, la flatulencia y los espasmos abdominales. Además de refrescar el aliento y evitar la halitosis.

La melisa:  Es un calmante y antiinflamatorio, por lo que ayuda a calmar las dificultades digestivas asociadas al estrés al tiempo que combate la hinchazón y los gases.