Las mujeres solteras sin hijos son las personas más felices del mundo, según un estudio

 

Un reciente estudio reveló que las mujeres que permanecen sin pareja ni hijos manifiestan mayores probabilidades de llevar una vida plena y feliz.

Normalmente la sociedad considera que la felicidad de las mujeres está relacionada de forma directa con el establecimiento de un hogar amoroso con pareja e hijos.

Esto conlleva a que la felicidad de cada persona sea de carácter único, dado que no para otros individuos podría no representar el mismo sentimiento. Sin embargo, Paul Dolan, profesor de Ciencias de la Conducta de la Escuela de Economía de Londres encontró un patrón común en las mujeres solteras.

Este hallazgo se basa en que si fuera posible determinar el prototipo ideal de persona feliz, este sería el de una mujer soltera sin hijos. Un resultado impactante para muchos quienes normalmente asumen lo contrario.

La felicidad de las mujeres solteras y sin hijos

Para realizar el estudio, Dolan y su equipo analizaron a profundidad la información obtenida de una base de datos llamada “Encuesta del uso del tiempo” de Estados Unidos.

En ella se contenían los hábitos de salud, bienestar y calidad de vida que se emplearon para el estudio longitudinal. El cual analizó los datos correspondientes a diversas personas durante largos periodos de tiempo.

A través de ello se descubrió que las mujeres que no experimentaron el matrimonio ni tuvieron hijos mostraron un mayor nivel de bienestar. En comparación con los demás integrantes del grupo analizado. Igualmente registraron una esperanza de vida superior a la de las mujeres casadas y con hijos.

El profesor Dolan afirmó que estos resultados podrían explicarse por el número de relaciones en la que las mujeres experimentaron dolor. Al interactuar con parejas problemáticas, la salud, felicidad y esperanza de vida de una mujer disminuye.

Es por ello que aquellas mujeres que permanecieron sin parejas y sin hijos, obtuvieron una mayor posibilidad de una vida feliz y plena. Dado que a diferencia de quienes están casadas y con hijos, su máximo interés son ellas mismas.

Brindando una mayor libertad, al no cargar sobre sus hombros con la responsabilidad de un hogar y una familia más allá de padres o hermanos. Lo que les permite dedicarse a sus sueños, metas y deseos, sin nuevas fuentes de estrés o preocupación.

Pese a los resultados del estudio, cabe destacar que la felicidad en realidad yace en las decisiones de cada persona. Por lo que para algunas mujeres la familia y los hijos representan una vida feliz, mientras que para otras, la independencia y soltería es una vida plena. Todo depende de los gustos, intereses y deseos de cada individuo.