La depresión, una epidemia silenciosa que está matando a mucha gente

 

La sociedad moderna ha avanzado a pasos agigantados en tecnología y desarrollo, sin embargo la depresión sigue siendo un tabú hoy en día.

Para muchas personas, los trastornos mentales como la depresión representan una exageración o un tema que no consideran una prioridad para ser atendida.

Sin embargo, en la realidad, la depresión es uno de los mayores problemas que afectan a la humanidad. Dado que no existen un limitante o una característica, que exima a las personas de padecer de este trastorno.

Debido a que todas las personas podrían en algún punto de su vida, llegar a padecerlo como causar derivada de las experiencias propias. Además no posee límite de edad, ya que adolescentes, adultos y adultos mayores pueden llegar a presentar este padecimiento.

El temor y la indiferencia hacia la depresión se reflejan en la forma en la que las sociedades perciben a este trastorno. Y es que incluso existen países donde se niega, omite o se demoniza la existencia de este padecimiento y de quien es diagnosticado con ello.

Una acción que más que beneficios, llega a causar graves daños en las personas diagnosticadas y en la población en general. Ya que al evitar informar a las personas sobre la depresión, lo único que se logra es un mayor nivel de desinformación y de ignorancia.

De esta forma en vez de incrementar el conocimiento y ayudar a las personas a obtener un diagnóstico a tiempo sobre el trastorno. La sociedad hace burla constante de quienes expresan algunos de los síntomas característicos. Hasta el punto de burlarse y considerarlos una exageración.

Abrir los ojos ante la depresión es prevenir y cuidar de las personas

Es precisamente por ello que es tan importante abrir los ojos de las sociedades del mundo y reconocer el impacto, peligro y amenaza que representa la depresión. Especialmente cuando en vez de brindar ayuda, se mantiene en el anonimato como un secreto del que no se debe hablar.

Con el objetivo de ayudar a concientizar un poco sobre este trastorno que al año acaba con la vida de miles de personas, a continuación te brindamos algunos rasgos básicos sobre la depresión que toda persona debe tener en cuenta.

Síntomas comunes de la depresión

  • Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño
  • Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso
  • Cansancio y falta de energía
  • Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa
  • Dificultad para concentrarse
  • Movimientos lentos o rápidos
  • Inactividad y retraimiento de las actividades usuales
  • Sentimientos de desesperanza o abandono
  • Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio
  • Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz, incluso la actividad sexual

Tipos principales de depresión

Depresión mayor: Cuando la persona experimenta sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración que interfieren su vida diaria por largos periodos de tiempo.

Trastorno depresivo persistente: Consiste en un estado de ánimo depresivo que dura dos años. Durante este tiempo, la persona también puede experimentar momentos de depresión mayor así como de épocas, con una disminución de los síntomas.

Otros tipos:

 Depresión posparto: Esta variante se presenta en mujeres que se deprimen tras dar a luz a sus bebés y experimentan algunos síntomas de la depresión mayor.

Trastorno disfórico premenstrual (TDPM): Un conjunto de síntomas depresivos que se manifiestan en las mujeres una semana antes de la menstruación, y que se desvanecen tras la misma.

Depresión mayor con características psicóticas: Ocurre cuando una persona diagnosticada con depresión demuestra una falta de contacto con la realidad (psicosis).

Si te sientes identificado con alguna característica, te recomendamos acudir con médicos especializados y obtener la guía adecuada. Recuerda que tu salud y la de los tuyos, es mas importante que el tabú y los miedos de la sociedad.