Así son las nuevas bolsas hidrodegradables que se desintegran en contacto con el agua

 

La contaminación provocada por las bolsas del plástico es una de las mayores problemáticas que afectan actualmente a nuestro planeta.

Es por ello que diversas empresas alrededor del mundo buscan nuevas alternativas que permitan reemplazar las bolsas plásticas con otros métodos más amigables con el medio ambiente.

Desde la prohibición de su uso, la promoción de las bolsas de tela u otros materiales biodegradables hasta la creación de nuevos métodos de transporte. Tal es el caso de la empresa chilena “SoluBag”, responsable de la creación de una bolsa que se disuelve al entrar en contacto con el agua.

El principal componente de estas bolsas se trata de un símil del plástico hidrosoluble, el cual permite su disolución gracias a su fórmula basada en alcohol polivinílico.

Bolsas reutilizables que cuidan del medio ambiente

Este producto creado por SoluBag, están desarrolladas con el propósito de poder ser reutilizadas múltiples ocasiones. Sin embargo, la mayor diferencia en comparación con otro tipo de bolsas, radica en que la misma puede destruirse tras llegar al fin de su vida útil.

Solo necesita entrar en contacto con el agua para su completa eliminación la cual no favorece ni afecta de forma negativa al medio ambiente.

Con este método de fabricación, las empresas podrían a futuro desarrollar nuevos productos de consumo que reemplacen la presencia del plástico en la vida de los seres humanos.

Con la creación de las bolsas hidrodegradables, se evidencia una innovación en la creación de productos biodegradables. Lo cual podría traducirse en un futuro más amigable con el planeta, al contribuir con la reducción de los niveles de contaminación existentes en la actualidad.