27 enero, 2020

Aunque haya mucho dolor de por medio, jamás hables mal a tu hijo de su padre

 
Publicidad

La relación entre un padre y su hijo siempre debe permanecer libre de opiniones o influencias ajenas así como de los prejuicios que su otro progenitor posea.

Publicidad

Aunque la relación entre ambos progenitores se encuentre en una mala situación debido al abandono, divorcio, discusiones o cualquier otra situación. El deber de un padre es de proteger y mantener a su hijo libre de participación del conflicto.

Sin importar el contexto que lleva a dos padres a separarse, discutir o alejarse, la prioridad debe enfocarse en la protección de los más pequeños de la casa. Dado que son los afectados directos de cualquier situación negativa que represente algún cambio en la dinámica familiar.

Publicidad

Hablar mal del padre envenena la mente de los hijos

No se trata de endulzar el camino o de omitir los posibles errores, problemáticas o las razones que condujeron al conflicto entre sus progenitores. El objetivo es dejar que los hijos se formen su propia imagen y opinión con respecto, sin la influencia del padre o de la madre.

Al dejar que los hijos formen su propia opinión con respecto a su dinámica familiar y sobre el padre ausente, ajeno o desinteresado. Logrará con el paso de los tiempos elaborar una imagen que tomará como referente a evitar en su futuro.

Además al invadir los pensamientos de los más pequeños con el rencor, venganza y odio personal se afecta su crecimiento y desarrollo emocional. Debido a que su única perspectiva será la heredada, lo cual dificultará su comprensión, empatía e incluso perdón al experimentar situaciones similares.

Como padres es necesario asumir la responsabilidad de haber elegido a esa otra persona como tu compañero de vida, pese a sus errores y atributos. Por lo tanto, los hijos carecen de culpa alguna sobre los problemas que afecten o destruyan ese vínculo y deben ser protegidos de los efectos que puedan derivarse de ello.

Al permitir que tu hijo crezca con una mentalidad libre de tus propias opiniones y rencores contra su padre, este tendrá las herramientas para ver la verdad con sus propios ojos. Y descubrir por su cuenta, si desea  alejarse o mantener el contacto con su otro progenitor.

Publicidad