Estudio confirmó que dormir mucho durante el fin de semana es completamente necesario

El fin de semana para muchas personas es el momento de descanso tras la ardua rutina, especialmente cuando se trata de dormir largas horas sin interrupción.

La agitada rutina diaria puede afectar tus hábitos de sueño, impidiéndote dormir las horas que tu cuerpo necesita para recuperarse y estar activo al día siguiente.

Perjudicando tu memoria y concentración, provocando presión alta, diabetes y aumentando el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Sin embargo un reciente estudio publicado en la Journal of Sleep Research, afirma que dormir el fin de semana contrarresta estos efectos negativos.

En concreto, la investigación determinó que los adultos con menos de cinco horas de sueño, poseen mayores probabilidades de sufrir una muerte temprana.

Más de 43 mil adultos participaron durante 13 años en la recolección de datos sobre sus hábitos de sueño y mortalidad para su posterior análisis.

 El cual señaló que todas  las personas sin importar su edad, necesitan dormir un promedio de 6 a 7 horas durante la noche. Sin embargo, también se confirmó que dormir más de 8 horas durante un solo día representa un mayor riesgo a la salud.

¿Dormir durante el fin de semana cura?

La investigación también descubrió que ciertos voluntarios que dormían poco durante los días de trabajo y descansaban mucho en el fin de semana registraron un menor riesgo de padecer problemas en su salud. Incluso en comparación con las personas que dormían la cantidad necesaria durante la semana laboral.

Aunque recuperar las horas perdidas de sueño durante el fin de semana o días libres, es beneficioso para el cuerpo, no es una actividad recomendada por los expertos.

Al respecto el doctor Andrew Varga, indicó que al compensar las horas perdidas de descanso, se logra disminuir el riesgo de mortalidad. Sin embargo, este no es el único efecto negativo que origina el no dormir correctamente.

Especialmente cuando se trata de la memoria y la concentración, las cuales se deterioran rápidamente con tan solo dos noches sin buen descanso. Por lo que la llegada del fin de semana puede representar una larga y peligrosa espera. Dado que no existen pruebas científicas sobre la recuperación en estas áreas del cerebro tras largas jornadas sin el descanso correcto.