Los perros, la mejor terapia para las enfermedades mentales

Desde hace siglos, los perros han obtenido el título del mejor amigo del hombre, debido a su fuerte vínculo, lealtad y cariño hacia su compañero humano.

Sin embargo, estos no son los únicos beneficios que los perros pueden brindarle a las personas. Ya que un reciente estudio analizó su importancia frente a las enfermedades mentales.

Para descubrir su relevancia en la salud de los humanos, la investigación se enfocó en los efectos de los perros sobre el bienestar mental de sus propietarios.

Los investigadores, obtuvieron la información de 54 participantes inmersos en el programa de salud mental de Manchester y South Hampton. Quienes previamente habían sido diagnosticados con diversas enfermedades mentales graves.

Al ser cuestionados sobre quién es más importante para cada uno de ellos, con respecto al equilibrio mental (entre amigos, familiares, pareja, entre otros). Un 60% de los participantes eligieron a sus perros como la principal ayuda. Especialmente para enfrentar el tratamiento de sus enfermedades y el estrés de la vida cotidiana.

La verdadera importancia de los perros

Para muchas personas, los perros representan una fuente de cariño, compañía, lealtad y fidelidad que no se encuentra en algunas relaciones humanas. Cuando sientes alegría, tristeza o te encuentras enfermo, tu mascota será la primera en darse cuenta y actuar para ayudarte.

Para algunos de los participantes, la presencia de sus perros en su vida, además de esa sensación de confianza, representan una distracción para sus mentes. Ya que al cuidar de sus mascotas, logran distraerse de la severidad o los síntomas de la enfermedad diagnosticada.

Además los perros son capaces de brindarles soporte frente a situaciones extremas que incluyan pensamientos depresivos e incluso ante ideas referentes al suicidio. Por lo que la compañía de un can es de vital importancia para las personas con enfermedades mentales.

El poseer una mascota, también ayuda a combatir el estigma asociado desde hace décadas con las enfermedades mentales. Dado que tener perros en casa, requiere de responsabilidad, control y de participar en una rutina de actividades cotidianas.

Contrario a la imagen de discapacidad que gran parte de la sociedad moderna posee frente a las personas que padecen de enfermedades mentales. De esta forma, la presencia de un can en casa, ayuda a crear un ambiente más positivo para su dueño. Al tiempo que le ayuda con su enfermedad y con la percepción de las personas.