Noruega prohibirá autos con gasolina y deforestación de bosques

En búsqueda de mejorar el sistema de transporte, Noruega anunció la prohibición de la venta de vehículos que usen gasolina o diésel, además de castigar la tala de árboles.

Recientemente Noruega informo que a partir del 2025, se prohibirá totalmente, la venta de cualquier tipo de vehículos que usen combustibles fósiles. Con el objetivo de promover y aumentar el uso y la adquisición de los autos eléctricos.

Dicha propuesta generó controversia, dado que Noruega se encuentra entre los principales países productores de petróleo del mundo. Sin embargo, el gobierno y la ciudadanía prefieren apostar por un medio de transporte más amigable con el medio ambiente.

En la actualidad el 24% de los autos nuevos vendidos, funcionan con electricidad, registrando el número más alto del mundo. Superando a otros países como Holanda y la India, quienes persiguen el mismo objetivo.

Un hecho que posiciona a Noruega como la nación más avanzada en el tema, al ser el primer país en introducir una política tan drástica. Aunque ya desde años anteriores, el país ha ido implementando nuevas normativas a favor de reducir la contaminación producida por los combustibles fósiles.

Noruega: el primer país en prohibir la tala

Como parte de su plan de protección al medio ambiente, en días pasados Noruega se convirtió oficialmente en el primer país en prohibir la tala de árboles. La medida implantada por el Parlamento busca asegurar que las importaciones del Estado no contribuyan con la deforestación.

El aceite de coco, aceite de palma, el pastoreo, la soya, la carne, la industria de la madera, y cualquier producto de su cadena de suministro son productos que favorecen la deforestación. Específicamente, en Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Indonesia, Malasia y Papúa Nueva Guinea.

Nils Herman Ranum de Rainforest Foundation Norway aplaudió la medida y reconoció el esfuerzo de diversas empresas por reducir la deforestación del planeta. Aunque asegura, que es necesario que las demás naciones imiten la acción tomada por Noruega para proteger el medio ambiente.