28 frases inspiradoras de la Madre Teresa de Calcuta que producen paz

La Madre Teresa de Calcuta es una de las figuras más importantes de la humanidad, debido a su bondad, amor y su amplio corazón orientado hacia la paz.

El nombre de Madre Teresa de Calcuta, fue el nombre que la religiosa india Agnes Gonxha Bojaxhiu, escogió y bajo el cual creó un legado de buenas acciones hacia los más necesitados de la sociedad.

Esta importante religiosa durante su adolescencia fue instruida bajo la fe católica y desde este momento, mostró su interés por las labores que realizaban los misioneros en la India. Un factor determinante en su vocación religiosa.

En Calcuta, India, la Madre Teresa observó la gran pobreza en al que vivían las personas, especialmente los niños. Es por ello que durante años, luchó por establecer una congregación, la cual llevó por nombre “Misioneras de la Caridad”.

Durante largos años la Madre Teresa de Calcuta se dedicó a la creación de centros de atención para niños abandonados, enfermos y moribundos. Esta inmensa labor llevó a que su congregación aumentase hasta ser reconocida y apoyada por el Papa Paulo VI.

Su deseo de ayudar a los más necesitados hizo que su congregación obtuviese relevancia e importancia internacional. Beneficiando a las víctimas de conflictos belicos o de desastres naturales, razón por la cual la Madre Teresa de Calcuta se convirtió para muchas personas en un símbolo de esperanza y paz.

Aunque la Madre Teresa de Calcuta falleció el 5 de septiembre de 1997. Sus enseñanzas siguen presentes en la actualidad, donde cientos de personas siguen orando en su nombre en búsqueda de consuelo. Es por eso que a continuación te presentamos sus frases más célebres.

28 Frases inolvidables de la Madre Teresa de Calcuta

1 – No podemos hacer grandes cosas, pero si, muchas pequeñas llenas de amor

2 – Para hacer que una lámpara este permanentemente prendida, deberemos ponerle aceite a diario

3 – El trabajo sin amor, es esclavitud

4 – Lo que demoramos años en construir, podemos destruirlo en una noche. Pero siempre construyamos de cualquier forma.

5 – El amor es como una fruta de temporada, pero en todo momento y al alcance de todas las manos

6 – El amor para que sea autentico, debe costarnos.

7 – Dar hasta que duela, y cuando empiece a doler, dar todavía más.

8 – Por cada gota de dulzura que alguien da; hay una gota menos de amargura en el Mundo.

9 – Amo a todas las religiones, pero enamorada, estoy de la mía!

10 – No puedo parar de trabajar. Tendré toda la Eternidad para descansar.

11 – Las palabras amables pueden ser breves, cortas; pero sus ecos son realmente infinitos.

12 – El perdón no es un sentimiento, es una decisión. Porque cuando perdonamos no sentimos más que la ofensa, no sentimos más que rencor. Siempre perdona, porque perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.

13 – Yo puedo hacer cosas que tú no puedes, y tú puedes hacer cosas que yo no puedo. Juntos podremos hacer grandes cosas.

14 – Algunas personas vienen a nuestras vidas como bendiciones, otras vienen a nuestras vidas como lecciones.

15 – El amor comienza en casa, y no es lo mucho que hacemos; es cuanto amor ponemos en cada acción.

16 – Sabemos bien que lo que hacemos no es más que una gota en el océano. Pero si esa gota no estuviera allí, al océano le faltaría algo.

17 – Muchas veces basta una palabra, una mirada, un gesto, para llenar el corazón del que amamos.

18 – La alegría es la Fuerza.

19 – Si no puedes alimentar a 100 personas, alimenta a una sola.

20 – Nunca estarás tan ocupado para no pensar en los demás.

21 – La alegría profunda del corazón es como un imán que indica el camino de la vida.

22 – La falta de amor, es la mayor pobreza.

23 – Si tu juzgas a la gente, no tendrás tiempo para amarla.

24 – Se fiel a las cosas pequeñas, ya que es en ellas donde la fuerza reside.

25 -Si eres humilde, nada te puede dañar. Ni los elogios, ni la vergüenza; porque sabes lo que eres.

26 – Los árboles, las flores, las plantas crecen en silencio. Las estrellas, el sol, la luna se mueven en silencio. El silencio nos da una nueva perspectiva.

27 – Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo lanzar una piedra a través del agua para crear muchas ondulaciones.

28 – Lo que importa es cuanto amor ponemos en el trabajo que realizamos.