Médicos erradican el VIH de un paciente en Londres y lo curan del sida

El sida y el VIH, representa una de las enfermedades letales que mayor temor y prejuicio genera en la sociedad desde hace un par de décadas

Esta enfermedad afecta al sistema inmunológico del afectado, reduciendo de forma drástica su esperanza de vida, especialmente si no se recibe tratamiento.

Pese a que su descubrimiento se realizó durante la década de los 80’, el VIH ha causado la muerte de millones de personas en todo el mundo. Afectando así de forma indiscriminada a las grandes ciudades como a los pequeños pueblos rurales de los países más pobres del continente africano.

En la actualidad no existe una cura definitiva para esta enfermedad, y solo se ha logrado fabricar un tratamiento con la capacidad de retrasar el efecto del virus, sin lograr su total erradicación. Sin embargo, el estatus de enfermedad letal podría cambiar en el futuro. Y es que recientemente se anunció que se logró eliminar todo rastro del virus en una persona

Un descubrimiento que puede cambiar la historia del VIH

El equipo médico dirigido por el doctor Ravindra Gupta informó sobre el extraordinario suceso registrado en Londres. Y es que con este caso, el hombre se convirtió en el segundo paciente de todo el planeta en conseguir librarse totalmente de la enfermedad.

En 2003 el hombre contrajo el VIH y posteriormente en 2012 se le diagnosticó cáncer sanguíneo conocido como linfoma de Hodgkin. Debido a este padecimiento, en 2016 se logró concretar un trasplante de médula proveniente de un donador con una rara mutación genética. Esta anomalía es  catalogada como CCR5 delta 32, la cual es capaz de resistirse al virus del VIH.

SUPER INTERESANTE:  10 desayunos que aceleran el metabolismo y ayudan a perder peso

Aunque inicialmente, el proceso fue duro y el cuerpo del hombre rechazó las células madres provenientes de la médula osea recibida. Los médicos no se rindieron ante este escenario y durante 3 años continuaron trasplantándole las células hasta que su cuerpo las aceptó.

Tras este periodo, el hombre dejó de ingerir los medicamentos retrovirales usados para controlar al VIH y un reciente análisis reveló que dentro de su organismo no existe rastro alguno del virus. Aunque los especialistas declararon al hombre “curado” y “en remisión”, todavía existe dudas sobre el estado libre de virus del paciente.

Este resultado abre las puertas para la posible creación de una cura en un futuro próximo. Pero, con apenas dos casos exitosos, aún es muy pronto para que los expertos puedan confirmar este método como una cura ante el temible virus.