Tu paz interior comenzará el día que no permitas que te manejen

A veces de forma inconsciente cedemos el control de nuestra vida y acciones al entorno y sus necesidades o requerimientos, dejando de un lado nuestra paz interior

Al permitir esta acción, perturbamos nuestra paz interior, al permitir que otros manipulen nuestra forma de ser, emociones y creencias bajo las exigencias ajenas.

Para recuperar la paz interior debemos aprender a liberarnos de esas cadenas que nos atrapan y condenan a la obediencia y sumisión. Ser libres y tener el control sobre tus acciones y tus pensamientos brindan a tu alma la paz que tanto necesitabas y que no sabías que anhelabas. Logrando esto, ahora si podrás mantener y disfrutar del equilibrio mental y físico.

Es necesario aprender a dibujar una línea entre las personas de tu entorno (amigos, familiares, pareja), y tu persona. Al hacer, esto, tendrás el control sobre las expectativas, alabanzas y ofensas que brinden quienes están a tu alrededor, sin dejar que afecten tus sentimientos e intereses.

Para ello, es vital recuperar la posición de protagonista de tu propia historia, y es que a veces, tendemos a dejar que los sueños, anhelos, pensamientos y prejuicios de otras personas influyan directamente en tu personalidad. Al pensar en cómo tu actuar puede dañar la relación con otras personas, te reduces a ti ante quienes te rodean, dejándote expuesta a la manipulación.

Escoge tus batallas para tener paz

Para lograr obtener paz interior, muchas veces tendrás que enfrentarte a tu entorno, plantando cara ante las exigencias ajenas para proteger tus convicciones y sentimientos. Por ello, sé selectivo en tus batallas, pues a veces tener paz es mejor que tener la razón. Tu corazón sabrá guiarte al momento de poner resistencia y luchar por tu bienestar. Una vez que te libras de la influencia de los demás, solo queda orientar tu vida hacia lo que deseas, sueñas y aspiras haciendo frente a tus temores y dudas.

SUPER INTERESANTE:  5 secretos sobre la ley de atracción que pocos saben y pueden terminar con tu infelicidad

La incertidumbre, un enemigo inevitable

Cada vez que decidas avanzar por un nuevo camino, encontrarás con regularidad, la presencia de malestar, preocupaciones y dudas relacionadas con tu decisión. Sin embargo, necesitas aprender a caminar por tu cuenta, ignorando a quienes intentan retrasar tu andar. Al aceptar tus inseguridades, debilidades y cualidades, podrás avanzar en la  búsqueda de la paz interior.