La depresión y la ansiedad son sinónimos de lucha pero no de debilidad.

Es muy común que nosotros nos sintamos agotados y cansados y esto con el tiempo nos lleve a padecer un problema mucho más grave como lo es la tan conocida depresión o hasta la ansiedad, ambas difíciles de tratar así como así.

Cuando nos hablan de depresión o de ansiedad simplemente pensamos en unas enfermedades que hacen que nos llenemos de tristeza, que hace que nuestros sentimientos cambien y nuestro día a día se vea afectado.

Hoy en día son muchas las personas que padecen de estos trastornos y es justo eso lo que ha hecho que la ciencia y demás expertos se hayan interesado en analizar mucho más a profundidad lo que estos significan.

Por eso hoy queremos hablarte de esto, de cuál es el significado de que las personas padezcan de estos trastornos. Si quieres saber más detalles acerca de esto entonces te invitamos a que sigas leyendo este post que hoy hemos traído para ti.

Las opiniones de los expertos frente a la depresión y la ansiedad

Cuando estamos frente a una situación que nos saca de nuestra zona de confort, tenemos miedo, nos sentimos atrapados y nuestro corazón es el que nos muestra tal sentimiento, este se agita y late rápido desencadenando alguna crisis que nos pone en apuros.

Estas crisis son las crisis de pánico o de ansiedad en las cuales el cuerpo se pone alerta y esto afecta nuestro corazón y nuestro sistema nervioso, generando un malestar en todo el cuerpo, las manos y pernas tiemblan y el corazón late rápido, dice la psicóloga Dominique Servant.

Para muchas personas que pasan por estas crisis dicen que sienten terror y miedo de morir ya que en muchos casos parece como si fuesen a tener un infarto o como si están enloqueciendo pero al paso de este malestar sienten alivio y fatiga.

Aunque no hay quien haya muerto de una crisis de pánico la vida de estas personas puede ser muy difícil día tras día ya que por determinado acontecimiento pueden desencadenarse estas crisis que hacen que nadie entienda lo que les pasa.

Muchos creen que las personas que padecen de este tipo de ataques son personas débiles sin embargo esta es una opinión errónea ya que es todo por lo contrario, son personas fuertes que a pesar de la adversidad y de sus crisis siguen luchando sin tomar en cuenta el agotamiento emocional que esto conlleva.

Expertos dicen que muchas personas pasan por situaciones de estrés intensas que son las que hacen que estos episodios de crisis de pánico o de ansiedad estallen y todo nuestro cuerpo se vuelva un desastre, los procesos químicos serán un desastre y no podemos huir.

Para que usted identifique un ataque de pánico atienda a las siguientes señales:

Respiración acelerada

El corazón late mucho más rápido

Se transpira más creando más sudor

Vértigo, visión borrosa, confusión, sensación de ahogo y calor, todo esto ya que no llega oxígeno al cerebro por la respiración tan acelerada.

Dolores de pecho.

Boca seca

Sensación de hormigueo en el cuerpo

Comezón en manos y pies

Sistema nervioso acelerado acompañado de dilatación de pupilas.

Temblores por el exceso de energía

Dolores musculares, de espalda, hombro y nuca ya que el cuerpo se tensa. También pueden aparecer migrañas

Digestión lenta, nauseas, diarreas o constipación

Si esto se presenta o si a alguien cercano a ti tiene estas crisis no le digas que se calme puede ser terrible para esas personas, incluso puedes empeorarlo solo ayuda a la persona a que respire profundo.

Para evitarlo duerme las horas necesarias, aliméntate de forma equilibrada, ayuna para desintoxicar tu cuerpo, realiza actividades físicas, evita el café, té, alcohol, cigarrillos y otros químicos, piensa positivo, preocúpate por el presente, expresa tus emociones, sonríe, ama y medita.

Esperamos haberte ayudado con este post.